Los eSports, el negocio “deportivo” donde invertir


Los deportes electrónicos se están adueñando de gran parte de los mercados y su explosión en los últimos años está ayudando a alcanzar cifras históricas en premios y patrocinios.
La tecnología hace que nuestras vidas avancen y no podía ser menos en el mundo del deporte. La eclosión de los eSports en los últimos años coloca a esta disciplina de competiciones electrónicas en una de las más atractivas para los inversores debido a su elevado nivel de seguimiento.

Para comenzar es conveniente destacar que los llamados ‘deportes electrónicos’ no tienen un techo conocido y parece que en la edad tecnológica en la que nos encontramos es un aliciente que junte el deporte y la competición, uno de los puntos que más atraen a la sociedad, con los videojuegos y las nuevas tendencias. Para hacerse una idea, tal está siendo su acogida que se está planteando una posible entrada para los Juegos Olímpicos de 2024. De momento, el Comité Olímpico Internacional ya los ha incluido como deportes, siendo este el primer paso para lograr llegar algún día a los Juegos Olímpicos.
Todo ello se traduce en un negocio novedoso en el que aún hay muchas competiciones y modalidades por crear, lo que hace de este mercado algo muy llamativo y da a los inversores la posibilidad de crecer rápidamente si aciertan con la clave para atraer a la gente.

Los deportistas ven negocio

Sin ir más lejos, el famoso jugador del FC Barcelona Gerard Piqué está metido de lleno con su empresa eFootball.Pro, la misma con la que ha cambiado la Copa Davis de tenis. Actualmente ha creado junto con el desarrollador japonés Konami una liga internacional de Pro Evolution Soccer y espera seguir ampliando sus registros en los próximos tiempos. A nivel deportivo le sonríe la suerte. Ha ganado todos los títulos posibles a nivel de clubes y la cifra apunta a seguir ampliándose porque el Barcelona aparece como el gran favorito para LaLiga Santander y a la Champions League en los pronósticos de fútbol tiene en bet365. Y su versión como empresario ha comenzado con buen pie. 

Además, existen otros múltiples ejemplos de grandes deportistas que han comenzado su carrera en los eSports, todo ello gracias al tirón que están teniendo algunos como el LOL, Dota2, Fortnite, FIFA o CS:GO. Michael Jordan, Fernando Alonso, Daniel Carvajal, Álvaro Arbeloa o LeBron James ya han comenzado a apostar por una disciplina que crece cada año y que espera regularizarse a nivel mundial en los próximos tiempos, creándose federaciones y organizaciones que legislen las distintas competiciones que actualmente hay.

Un crecimiento incesable

Precisamente, ese crecimiento se puede contemplar no solo en la cantidad de patrocinios o empresas que cada día llaman a las puertas de los distintos equipos y jugadores de esta disciplina, sino en los propios premios que se reparten para los ganadores de los torneos. Si en 2016 fue Dota2 el que más pagó, con un total de 37 millones de dólares, en 2018 Fortnite alcanzará la cifra de los 100 millones, la cual casi triplica la marca de hace tan solo dos años. Este crecimiento también se puede apreciar en la cantidad de ingresos que como sector generan los eSports. En 2016 se llegaron a cifras algo inferiores de los 500 millones, la mitad de lo que se espera que ya esté creando en 2019, que podría superar los 900 millones. Datos que evidencian un incremento apto como para invertir cuanto antes.


TAG